Top menu

Declaraciones sobre la libertad, escritas en papel higiénico.

Hoy me tocó limpiar los baños. Housekeeping se le dice en ingles al término que describe a la persona que limpia y cuida una casa. Lo que en español se conoce como Am@ de casa.
Mientras ponía detergente en los inodoros, se me vino a la cabeza la idea de esa gente que cree que existe una diferencia social entre el que limpia inodoros y el que no. H
ay personas que piensan que quien que se dedica a limpiar inodoros, tiene menos educación o conocimiento que aquel que es presidente o contador. Quizás en algunos casos sea verdad pero… ¿Cuántos presidentes has visto limpiando inodoros? ó ¿Qué sabemos acerca de aquellos que limpian inodoros?. Algunos extremistas llegan a pensar que esa gente que hace ese trabajo, es gente que no piensa, por eso hacen eso. Bueno, yo hago ese trabajo y este es mi pensamiento.
¿Cuántas veces escuche decir en mi casa… “Si no estudiás vas a terminar limpiando inodoros!” Pero… ¿Por qué se cree eso? ¿Por que mis padres me decían eso?¿Por qué debería avergonzarme haber elegido hacer algo así?
Me digo a mi mismo: – Lo que son las vueltas de la vida, después de tanto estudiar y trabajar, acá estoy, eligiendo limpiar inodoros.
Pero fue cuando dije “Eligiendo limpiar inodoros” que se me vino una sonrisa a la cara. Me llené de alegría y me agarró una desesperación por encontrar un pedazo de papel y escribir lo que me gustaría titular como:

Declaraciones sobre la libertad, en papel higiénico.”
Algunas personas no comprenden el significado de ser libre.
Algunas personas confunden ser libre con tener dinero, con tener poder ó hacer lo que se les da la gana.
Algunas personas confunden libertad con democracia, con anarquía, con budismo, con libros de Coelho, marihuana legal, ateísmo o algún prócer nacional.
Algunas personas poco saben de libertad y mucho les molesta cruzarse con alguien libre.
Muchas son las personas nunca vieron a alguien realmente libre.
A esos locos libres les escribo:
Despeguen sus alas.
Salten.
Griten en caída.
Abajo te esperan los que ya saltaron.
Y si alguien te agarra el brazo y te dice que después del precipicio solo hay muerte, no lo culpes, ayudalo a comprender que en este mundo solo es libre el que elige serlo. 

IMG_3412La libertad, así como el agua, ha sido contaminada a propósito por unos pocos y hasta se le ha puesto un valor. ¿Por qué? Porque es una necesidad primaria, al igual que la comida, el agua o la salud. El hombre no es hombre si no es libre. Pero a muchas personas no les gusta el hombre libre, porque es una amenaza para un sistema creado para el beneficio de unos pocos. Si sos libre, elegís. Si elegís, vas a buscar lo que te haga bien, y lo que te hace bien no es lo que esos pocos venden.monos El hombre libre no pertenece a un sistema social, ni a una cultura, ni a una nación, ni a un color, ni siquiera tiene pertenencias. Es irrespetuoso ante los protocolos. Es igualitario ante las personas que lo rodean. Sonríe con inocencia, ama sin limites, defiende a los animales, a la naturaleza. Cree en energías que no ve ni tienen fórmula matemática. Cree en sus antepasados, en las estrellas, en el sol, en la luna, en el agua y en todo lo que le rodea. Cree en la idea de una revolución continua y en una construcción.
Alguien libre no vive en un sistema creado por gente que no es libre. Alguien libre vive según el único sistema que lo mantiene vivo: La naturaleza, llena de libertad, caos e imperfecciones.
Alguien libre sabe que todo lo que hace es momentáneo.
Alguien libre sabe que un título no lo condiciona a tantas otras cosas posibles de hacer.
Alguien libre reconoce su deber sin que nadie se lo diga o se lo imponga.
Alguien libre ayuda a liberar y no envidia a nadie porque ya no necesita mas nada.
Muchos dicen que para ser libre necesitas dinero. Necesitas comprarte un auto, una casa y tantas otras pavadas. Siempre necesitas, necesitas y necesitas. Pero yo creo que la libertad es lo único que podemos conseguir en este mundo sin necesidad de nada.
Qué importa lo que se pierde, lo que se gana, lo que se deja, lo que se lleva.
Qué importa de dónde sos, a dónde vas, qué comes, a quién le rezas, cuántos países visitaste o cuántas experiencias adquiriste. Nada permanece, todo se transforma. Es una ley natural y es también la esencia del hombre libre.
Algunos dicen que yo soy libre porque viajo. Porque no tengo hijos. Porque no tengo responsabilidades. Porque no tengo compromisos.
Algunos dicen que yo no soy libre ni mucho menos, solo me he escapado de un sistema al que entro y salgo. Pero no es el viajar ni estar fuera del sistema lo que me hace feliz. No es haber dejado mi vida de confort y comodidad. Tampoco es la experiencia de trabajar en un chiquero limpiando culos. No son las horas de cansancio, los dolores de estómago, los cayos en los pies o el olor a pata. No son las playas paradisíacas, ni estar parado en la ruta, ni la plata gastada. Créeme nada de eso me hace feliz. Ser o estar por decisión propia, eso me hace feliz. Considero que mi felicidad y mi libertad son dos atributos que no pueden estar separados.
Si soy libre, soy feliz. Si soy feliz, soy libre.
Poder compartir esto que escribo como, donde y con quien quiero, eso me hace feliz y libre. No existe un ideal, porque nada es ideal.

libertad
Repito: No es viajar lo que me hace feliz. Es el poder decidir hacerlo y haber creído en que existía tierra del otro lado del mundo. Son esas ganas de perseguir lo que me da miedo, de enfrentarme a todo eso que me espanta. Es el miedo, lo que también me hace feliz. El miedo al peligro, a la muerte, a lo desconocido.
Y ahora que lo veo, me doy cuenta que no se necesita dejar el trabajo, divorciarse, dar los hijos en adopción, vender la casa, el perro, comprarte una casa rodante y salir a viajar sin ruta ni planes. Podes hacerlo claro, pero eso no te hace un hombre libre. Quizás te ayude, quizás sea un atajo. Pero la libertad esta dentro nuestro, es un estado que se vive, que se alimenta en cada decisión. El único requisito para ser libre, es estar presente. No se es libre en el pasado, no se es libre en el futuro. Se es libre hoy, ahora, ya. Si seguís leyendo, lo haces por que querés. Si no te interesa, hacé otra cosa. Sos libre. Nos contaminan el cerebro con prejuicios, diciéndonos cosas como… “Si no comes carne vaca sos débil.” Mientras tanto 1.4 billones de habitantes del otro lado del mundo, tienen prohibido comer carne de vaca.
Ser libre es gratis, es fácil y está al alcance de todos. Pero ese es el problema principal. Hay quienes no les interesa que seas libre y por eso nos hacen creer que necesitamos muchas otras cosas antes de poder conseguir la libertad

Si lo és, ¿por qué los colegios no enseñan nada sobre la libertad? ¿Por qué no tenemos una media hora por día de meditación donde nos enseñen a ser libres? ¿Alguna vez algún profesor te dijo que con la meditación podías ser libre?
Para solucionar esto, me gustaría crear una publicidad masiva, tipo la de venta directa que diga:
¿Querés ser libre pero no sabes cómo serlo? Empezá ya desde tu casa!!!
Sentate, escuchá tus pensamientos y dejalos ir.
¿Seguís sin sentirte libre? Sentate, escucha tus pensamientos y dejalos ir.
Repetílo todos los días. 15 minutos. En el baño, en la ducha, en el colectivo, en la cama, en el sillón, en la cancha, en el cumpleaños, en donde sea. No tenés que vestirte de blanco, ni conocer la técnica de Buda, ni leerte los textos hindúes ni pintarte un puntito rojo en la frente. Tampoco tenes que dejar de comer carne, ni el chocolate ni de tener sexo. Solo tenes que cerrar tus ojos, respirar profundo y observar tus pensamientos. Miralos, están ahí, son como fantasmas que quieren expresarse. Cada vez que veas uno dejalo ser libre… dejalo ir. Una y otra vez. Solo una mente con pensamientos libres y libre de pensamientos, puede ser libre. No los niegues, no les des batalla. Dejalos ser, dejalos ir. En algún momento se van a quedar callados. Hasta que no sepas què pasó y te despiertes pensando que te dormiste. No esperes ver tu aura, llorar o ninguna otra experiencia parapsicológica. El cambio es sutil. Vos no lo vas a notar, pero tu entorno sí. Y un día, vas a estar saludando al Dalai lama y otro día limpiando inodoros. Un día alguien a quien no ves hace mucho, te va a mirar a los ojos y te va a decir… “Estas cambiado loco!”
Si sos libre, ayuda a otros a serlo. Compartí lo que haces. Mostralo. Ayuda a que el mundo sea libre. No te lo guardes. Busca la forma que más te guste para hacerlo, pero hacelo hoy. 

Y ahora que me doy cuenta, otra vez fue el baño que me inspiró.

6 Responses to Declaraciones sobre la libertad, escritas en papel higiénico.

  1. Mariano 02/09/2015 at 10:05 am #

    ¡Me encantó chicos! Lo compartí también: creo que es una reflexión que todos deben hacerse y los que ya hemos pasado por muchos de esos cuestionamientos, está bueno que lo recordemos una y otra vez, porque en el día a día tendemos a olvidar lo que es realmente importante (al menos para mí).
    ¡Gracias!

  2. Meme 14/08/2015 at 4:58 am #

    Gracias por compartir estas lindas palabras!! tan lindo sentir que viven el hoy!

  3. Meme 14/08/2015 at 4:57 am #

    Idolos!!! Me hace tan feliz que la gente viva el hoy! es lo unico que cuenta no?

  4. Lucas y Ludmila 13/08/2015 at 3:45 pm #

    Impecable.

  5. Andrea 13/08/2015 at 11:58 am #

    *mis lágrimas en este instante son de felicidad y de libertad* – a esto le llamo lectura intravenosa!

    Gracias Klando
    Saludos.

  6. Vito 13/08/2015 at 11:15 am #

    ESPECTACULAAAR!!!
    LO TOMO, LO COMPARTO… Y LO DEJO IR!

    ABRAZOS!

Deja un comentario