Top menu

Indonesia: Algas marinas, templos y olas de Nusa Lembongan

Nuestra visita a Bali fue, básicamente, un recreo en nuestro viaje. No estaba en nuestros planes, no estaba en nuestro itinerario ni tampoco en nuestro presupuesto. Aquella pequeña isla del Sudeste Asiático era nuestro vínculo entre India y Australia. Una semana antes de comprar los pasajes a Bali, revisamos las posibilidades de buceo en Indonesia. Una de las mejores opciones de buceo en Bali, se presentó con el nombre de Nusa Lembongan. Después de tantos meses en la montaña, nos imaginamos el aire fresco del mar en nuestras caras y se nos erizo la piel. Así fue que sin pensarlo tanto y ante una oferta aérea en aquel recóndito pueblito perdido en medio de los Himalayas, reservamos los pasajes para nuestra primer visita a Indonesia.
Hace un tiempo les contamos en detalle sobre la experiencia de Buceo en Nusa Lembongan, pero, esta isla es mucho más que esta actividad. Así que… ¿Por qué volvemos a Nusa Lembongan nuevamente? ¿Qué más hay para contar de esta pequeña isla? Muchísimo. No solo porque allí pasamos una larga estadía, sino que encontramos el lugar que estábamos buscando. La combinación perfecta para los Klandos: Buceo, cultura, precios accesibles y ambiente relajado.1

Hablemos de Nusa Lembongan

Nusa Lembongan forma parte del archipiélago de Bali y está ubicada a 30 minutos en bote rápido al sudeste de Kuta. Lo que separa esta pequeña isla de la isla principal de Bali se conoce como el Estrecho de Badung, o como le dicen allí “el lavadero de platos”, debido a las fuertes corrientes que predominan en la zona. La isla tiene 8 km2 de tamaño y está habitada por unas 5000 personas de las cuales, su mayoría, se dedica al turismo, a la cosecha de algas marinas y a la pesca. Al sur oeste, conectada por un puente colgante, esta su hermana menor, Nusa Ceningan. Si seguimos en dirección al este, un poco más al sur nos encontramos con la hermana mayor, Nusa Pénida. Las tres hermanas comparten la belleza natural del mar, los acantilados y las playas de arena blanca. Nusa Lembongan tiene todo lo que necesitamos para una estadía de vacaciones: mar con olas, cultura, excelente buceo, excelente alojamiento, restaurantes, diferentes opciones de playas, atardeceres de película con delfines saltando y olas rompiendo en los profundos e inestables barrancos y noches estrelladas que podemos ver desde el monte que cubre el sur de la isla.

Vista de Jungut Batu

Playa Mushroom Bay


Pero detrás de ese ambiente vacacional de los turistas que llegan, también existe un ambiente local, de quienes viven allí y ayudan al crecimiento y mantenimiento de la isla. Estas personas, locales y extranjeras, colaboran entre sí para abastecer a la isla de lo necesario en cada temporada. Existen planes de limpieza y mantenimiento del medio ambiente que colaboran preservando la vida submarina, como también ayudando a proteger los animales marinos que habitan en aquella zona.
La mayoría de las personas en la isla se moviliza en moto, caminando o en bicicleta. Las lanchas llegan, descargan turistas y vuelven a partir. Los aldeanos aparecen en pequeños botes a remo revisando sus cultivos de algas. A pesar de existir la movilidad a motor, la isla y el agua no parecen contaminadas como lo hemos visto en otros lugares. Sí, hay que tener cuidado en la playa de no encontrarnos algún pedazo de vidrio pero… ¿no fue acaso en aquel paraíso Fijiano donde también encontramos con bolsas, botellas y vidrios en la playa? Nadie se salva de la enfermedad del plástico o de la botella de cerveza.
La calle principal rodea la costa y se subdivide en pequeños caminos que se adentran a las diferentes comunidades. Si bien la isla es pequeña, existen en ellas 3 aldeas cada una con reglas particulares y en las cuales se respetan las cuestiones de negocios. Si salimos de Sanur, Bali con destino a Nusa Lembongan, lo más probable es que nos bajemos en Jungut Batu, la aldea principal ubicada en el centro este de la isla. Aquí encontramos la mayoría de las operadoras de buceo, hoteles baratos y restaurantes. Al otro lado de la isla, casi a la misma altura y también habitado en su mayoría por turistas esta la zona de Mushroom bay, en donde hay hoteles mas exclusivos y los precios tocan los techos. Es verdad, las mejores playas están en Mushroom bay y alrededores, pero con lo que cuesta una habitación allí podemos pagar una habitación y una moto para usar por el día desde Jungut Batu. Al noreste de la isla nos encontramos con el bosque de manglares, que cubre una gran extensión de la isla. Casi donde termina la calle principal, encontramos una pequeña aldea de pescadores que han construido una especie de paradores con mesas, sillas y un lugar para relajar. Desde que llegamos se escuchan los gritos de los locales ofreciéndonos el tour en bote por los manglares, el cual no probamos por lo que no podemos dar referencias al respecto.
Si estas pensando en… “Ah! Para que usar la moto si se puede recorrer en bicicleta…” Digamos que poder se puede, siempre y cuando estés preparado para cruzar el cerro que separa Jungut Batu de Mushroom Bay. La distancia que separa ambos puntos es de aproximadamente 5 kilómetros. Desde el cerro que se encuentra en la mitad, podemos tener una de las mejores vistas a la población de Jungut Batu y la playa. 

Plantaciones de algas marinas

Atardecer en Jungut Batu

Cosecha de algas al atardecer

Mujeres y adultos son los trabajadores principales de las huertas de algas marinas.

Al bajar del bote y caminar por las calles de Lembongan, sentimos que algo había de diferente en el ambiente respecto a las islas Gili que acabábamos de visitar. Con el pasar de los días descubrimos que el turismo no es el único ingreso de dinero que tienen los habitantes de la isla. Este hecho hace que la gente local no siempre este interesada en los turistas como fuente de ingreso, lo que trae como consecuencia ir caminando por la calle, ver que alguien se nos acerca y en cambio de ofrecernos algún servicio, simplemente nos saluda y continua con sus actividades. Para nosotros que nos gusta la fotografía callejera y las historias legítimas nos favoreció y empujó a tomar la decisión de quedarnos más de una semana. Caminar por las calles de la población y ver un funeral auténtico, detenernos en mitad de camino para ver un cementerio hindú, encontrarnos con escuelas, talleres, casas de pescadores, y trabajadores concentrados en sus actividades nos hace sentir que existen historias, que existe una cultura y un valor agregado en aquella isla.Durante la tarde, cuando la marea era baja, solíamos sentarnos en la playa a mirar el atardecer y observar las plantaciones de algas marinas junto con quienes trabajan en ellas. Ansiosos por información, nos acercamos a una de las personas locales que trabajaban en el hotel y le preguntamos respecto de las plantaciones de algas. Cada día son menos los que se dedican a la plantación de algas, especialmente porque el turismo tiene un mayor margen de ganancia y permite tener una vida más saludable. Ademas los jóvenes están muy distraídos con muchas cosas hoy en día. Es muy raro verlos trabajando en las plantaciones. Por lo general son los viejos y las mujeres los que se dedican a este tipo de tarea y también, son ellos los que mas sufren de este trabajo.”, nos comentó el encargado del hotel. Agrega: “Trabajar ahí no es nada fácil, yo vengo de Lombok, la isla de allá enfrente y nosotros también tenemos plantaciones. Mis padres se dedicaban a eso y yo viví en carne propia todo eso. Uno vive para esas plantas, se pasa horas de día o de noche, dependiendo de la marea trabajando en el agua salada. Luego uno tiene que cargar lo mas que puede en un solo viaje porque sino hay que volver a caminar todo el trayecto. Cuando por fin terminaste en el agua, hay que ponerlas a secar y después seleccionarlas, meterlas en bolsas y mandarlas al puerto. Uno vive para las algas, es muy aburrido.”La producción de algas marinas, al igual que todos los trabajos de granja, requieren de esfuerzo físico, mucha voluntad y perseverancia. El factor clima obviamente siempre está presente y la marea es un factor agregado tal como lo es la lluvia en los cultivos sobre tierra.
Indonesia es uno de los principales productores de algas marinas del mundo y específicamente el distrito de Bali posee 700 hectáreas de granjas de algas marinas, de las cuales el 80% están ubicadas entre Nusa Pénida, Lembongan y Ceningan. Las especies que se cosechan aquí son cottoni y spinosum las mismas desde 1984 cuando comenzó este mercado. Existen diferentes métodos de plantación de estas algas, que no vienen al caso ser nombrados en esta nota en la que no estudiamos las cosechas de algas marinas, pero en particular observamos dos en Nusa Lembongan que se conocen como método libre y método flotante. Las granjas son armadas bajo el agua, por lo general, en una zona donde hay arena y la profundidad no supera el torso de la persona, cuando la marea es alta. Se ponen dos postes a una distancia prudencial (según el tamaño de nuestra parcela) y se estira una soga entre ambos. En ellos se atan las algas y se los cubre con tejido plástico para que los peces y las tortugas marinas no dañen el cultivo. La plantación y la cosecha se realizan siempre cuando la marea es baja, sea cual fuere el horario. Por lo general, vemos canastos de bamboo, en los que depositan las algas que cortan y luego lo trasladan apoyándolo sobre sus cabezas hasta la orilla.Lo que se cosecha se vende a grandes industrias en países como EEUU, China y Europa!, dice orgulloso nuestro testigo, a pesar de saber que el kilo de alga se suele vender en 20 centavos de dólar para la especie que crece más rápido (15 días) y a unos 12 centavos para la especie que crece mas lento (30 días). La producción de algas es un negocio que está en auge hoy en día. China ya posee fabricas de bio-diesel a base de algas, mientras que en los otros países las algas se utilizan con fines farmacéuticos y en la industria de la cosmética.El negocio de las algas marinas es importante para Indonesia en 3 diferentes aspectos: social, cultural y ecológico. Gracias al cultivo de algas marinas, una gran cantidad de familias de Indonesia pueden llevar el plato de comida a su casa. Las algas marinas forman parte de la cultura de este país desde siempre y a causa del turismo, la producción ha disminuido notablemente, ya que los jóvenes “asoman su cabeza al mundo globalizado” y prefieren el trabajo fácil. Por último, las algas ayudan al ecosistema marino, impulsando el crecimiento de los corales, sirviendo de alimento a cientos de especies y filtrando el dióxido de carbono del agua y otras impurezas.

Huerta de algas marinas


_DSC8887_DSC8903119Untitled-2_DSC8925
Turismo en Nusa Lembongan

Ya hablamos del aspecto local, aquello que hace único a esta isla de Indonesia donde todo se basa en el turismo. Pero Nusa Lembongan también está ligada al turismo, aunque debemos aceptar que es un turismo un poco diferente a lo que vimos en las otras islas.
Las actividades principales para realizar dentro de la isla son:
Buceo y snorkeling: Hemos armado una nota completísima al respecto, y creemos que no hace falta agregar nada más. Para ver esa nota ingresa en este buceo en nusa.
Playas y olas: en este punto queremos ser sinceros, la playa principal no es la mejor playa del mundo si lo que se proyecta es una playa paradisíaca. Debido a lo que nombramos anteriormente, la mayor parte de las playas en Nusa están dedicadas al cultivo de algas. Vamos a ver a gente trabajando en el mar. Por esta razón cada vez que nos sumergimos debemos ser cuidadosos donde ponemos el pie. Ademas de esto, muchas de las playas poseen fuertes corrientes y sin querer podemos ser arroyados contra uno de los postes que se utilizan para el cultivo de las algas marinas.32Nosotros visitamos todas las playas en la isla y la que mas nos gustó por la tranquilidad y paisaje fue Mushroom Bay o Dream beach, pero insistimos en tener mucho cuidado con las olas y la corriente.
Otra de las atracciones son las gigantes olas que rompen a diario contra las rocas. Nosotros pasábamos horas simplemente observando la fuerza del mar. Excelente para los que practican surf!4
Parque de diversiones acuático: Una compañía australiana ha plantado una plataforma marina de diversiones cerca de Nusa Pénida. Un crucero llamado Quicksilver arriba cada día con cientos de personas que visitan el lugar para disfrutar de las diversiones que el mar ofrece. Se tiran de toboganes al mar, alquilan motos de agua y hasta es posible pasear en un submarino y para ver la fauna marina. Para quienes buceamos en esa área, es realmente molesto, pero para quienes quieren disfrutar de un día diferente, parece ser bastante divertido.
Templos y cultura hindú: Todos los días hay algo religioso para presenciar. Cuando no se trata de un casamiento, es un funeral, o un nacimiento o una celebración religiosa. El templo principal de la isla se llama Puncak Sari Temple, y está ubicado al norte de la isla. Podemos visitar el cementerio que queda camino a Mushroom bay, donde veremos las tumbas cubiertas con paraguas, que quienes habitan allí comentan que sirven para la protección de los muertos, que en realidad no están muertos para el hinduismo sino que esperan su reencarnación.
La cultura hindú en Bali no es algo pasajero. Nos creímos afortunados cuando llegamos de ver tantas celebraciones, pero nos dimos cuenta después de un mes, que las celebraciones en Bali son continuas. Cuesta creer que son verdaderas cuando de un lado hay dos australianas semi desnudas y del otro un grupo de balineses adorando y hablando a su dios. Pero esto es hoy en día Bali. Hay quienes esperan llegar a Bali y encontrarse con una especie de India, cuando en realidad, se parece mas a una isla australiana con detalles hindúes. Pero en Nusa Lembongan el contraste no es tan exagerado. Claro! Nosotros visitamos la isla en temporada baja, habría que ver como es el lugar durante los meses de Junio a Octubre.
Tours de Snorkeling: Tal como podemos bucear con mantas, nunca faltan los tours de snorkeling alrededor de toda la isla. Esta vez, no lo probamos, pero quienes lo hicieron nos dijeron que tomar uno de estos tours vale la pena. Los tours son organizados por los mismos pesqueros o hijos de pesqueros que poseen una pequeña embarcación con la cual nos llevan a puntos específicos donde podemos ver Manta Rayas, Pez Mola Mola o hacer snorkel en mini paraísos submarinos. Estos tours suelen costar entre 30 a 50 dólares, según nuestro poder de negociación.
Noche, cena y movida nocturna: Posiblemente Lembongan sea un poco mas movida durante la temporada alta, sin embargo, cuando nosotros la visitamos se mostró como un lugar tranquilo, con una vida nocturna muy tranquila que no pasa de una cena frente a la playa y algunos tragos. En la playa principal vamos a encontrar muchos restaurantes donde cenar a cielo abierto. Sin embargo, en la zona de Mushroom bay, la mayoría del alojamiento da directamente a la playa, por lo que salir a cenar ya no hace falta.
El puente colgante: Nusa Ceningan es la mas pequeña de las tres islas que se encuentra en el área. Esta pequeña isla esta conectada con Nusa Lembongan por un estrecho puente colgante habilitado para motos, bicicletas y obviamente, peatones. Si queremos encontrarnos con las granjas de algas, este es uno de los mejores lugares para poder contemplar el trabajo de los locales.7

¿Cuándo visitar Nusa Lembongan?

Como la mayoría de los lugares en el Sudeste Asiático, Nusa Lembongan se ve afectada por el clima monzónico que azota la zona durante los meses de Diciembre a Febrero, a veces comenzando en Noviembre y extendiéndose hasta Marzo. La mejor temporada para visitar la isla es entre Mayo a Agosto cuando no hay lluvias y el calor no es tan húmedo, pero debemos aconsejarte que al ser temporada alta los precios aumentan considerablemente y los alojamientos son reservados con anticipación.

¿Cómo llegar y cómo irse de Nusa Lembongan?

Dependiendo del origen y tipo de bote que nos tomemos para llegar a la isla será el precio. Claramente los botes rápidos son más caros que los lentos, siendo estos últimos no tan lentos como dicen. En un bote lento, se tarda aproximadamente 45 minutos, mientras que en un bote rápido, quizás 20 minutos. Para quienes no estamos apurados, el bote lento es una buena opción.
El puerto más cercano a Nusa Lembongan si partimos desde Kuta o Ubud es Sanur. Podemos acercarnos allí por cuenta propia y tomar el bote público, cuya oficina se encuentra frente a la playa en la calle principal. Te dejamos el listado de horarios y precios oficial de la oficina:listado 2014
Si decidimos ir desde Ubud con una compañía privada, la ida y vuelta a Nusa Lembongan cuesta unos 15 USD en bote lento y unos 35 usd en bote rápido, con transporte terrestre incluido (precios 2014).
Si decidimos ir desde Kuta, ida y vuelta a Nusa Lembongan con una compañía privada el bote lento cuesta lo mismo que desde Ubud (14usd) y el bote rápido nos puede costar el doble.
Los precios son siempre negociables, por lo que no te quedes con el primer valor que te digan. Nosotros usamos una empresa privada desde Ubud.
Suponiendo que estamos pasando unas vacaciones en las Gili Islands y queremos ir directo a Nusa Lembongan, también existe esta opción, pero los precios varían muchísimo y es mejor averiguar directamente en el lugar. A veces conviene armar el viaje por nuestra cuenta, haciendo conexión en Ubud.

¿Dónde alojarnos?

En Nusa Lembongan tenemos muchísimos lugares para hospedarnos. El precio depende de la playa donde queramos quedarnos. Lógicamente en el poblado principal es donde se encuentran las mejores opciones a precios más bajos. Los precios por una habitación doble privada sin desayuno van desde de 12 USD en temporada baja a 24 USD en temporada alta si el hotel está ubicado sobre la calle principal, retirado de la playa. Pero si queremos alojarnos en un bungalow frente a la playa con pileta y aire acondicionado podemos llegar a pagar 30 USD en temporada baja y el doble en temporada alta. Si nos movemos a otros puntos como “Mushroom bay”, pagaremos el doble de los precios arriba detallados, tanto en alojamientos, comida y tours.

Comida

El precio de comidas en Nusa Lembongan también depende mucho de donde queramos sentarnos. Se paga entre 1 a 2 dólares por un buen plato de arroz con vegetales en un puesto local en la calle principal y puede costarnos el tres veces mas si decidimos sentarnos en un restaurante de la calle principal. Sobre la playa también tenemos opciones, pero claramente, superan los 5 dólares por plato.

Si tenes dudas acerca de los precios podes chequear en esta pagina el valor de la moneda local:1.00 USD=12,177.99 IDR

Turismo responsable

Tal como te contamos, Nusa Lembongan todavía es de esos lugares a los que es mejor ayudarlos a conservar su autenticidad que permitir que desaparezcan a causa del turismo. Mas de 247 especies de coral y 560 especies de peces habitan esta zona. 5 mil son los habitantes de la isla que todavía celebran y creen fervorosamente en su religión. Todo esto convive en un ambiente de armonía, aunque no sabemos si la paz reina todo los días entre los vecinos, si pudimos comprobar que el ambiente difiere completamente al alocado Kuta. Pero esta isla mantiene sus tradiciones y nosotros queremos colaborar con nuestro granito de arena para que así sea. Por eso queremos pedirte que, si visitas la isla, trates de respetar las costumbres, el medio ambiente y las especies marinas. Por favor si vas a contratar un tour y alguien te dice que podes tocar manta rayas, o nadar agarrándote de la aleta de un delfín, ignóralo, no les pagues. Seamos responsables nosotros de lo que queremos pagar, sabiendo en manos de quien irá el dinero. No colabores a un turismo sucio e irresponsable. Ayuda a mantener la limpieza y no tirar basura en cualquier lugar. Respeta las celebraciones, la forma de vestir para ciertas ocasiones. Y mas que nada es bueno tener en cuenta que cada cosa que pagues, estas ayudando al desarrollo de la comunidad local.

REFERENCIAS
http://www.thebalidaily.com/2012-05-01/seaweed-yields-slump.html
http://balisouljournals.com/2013/07/21/the-soul-of-seaweed-farming-in-bali/
http://www.fao.org/docrep/field/003/AC287E/AC287E02.htm
http://wikitravel.org/en/Nusa_Lembongan

,

No comments yet.

Deja un comentario