Top menu

Cumplimos dos años de viaje y aprendizajes : Vidas Nómadas

Soñando…

Era un 12 de Marzo de 2010 cuando contábamos los 730 días que restaban para empezar a cumplir nuestro sueño: viajar por el mundo. Imaginamos muchas situaciones. Nos preocupamos, nos alteramos, nos llenamos de incertidumbres…

¿Qué vamos hacer con esto.. o aquello? ¿Cómo vamos hacer para hacer esto o aquello? ¿Cuándo vamos a volver? ¿Qué van a pensar nuestras familias? ¿Por dónde vamos a empezar? ¿Qué países vamos a visitar? Muchas preguntas sin sentido ni respuestas y que quizás nunca podrían ser respondidas. Faltaba todavía que sucedan muchas cosas hasta que realmente podamos confirmar nuestra decisión. Pero el tiempo pasaba y había que hacer lo que en ese momento ya formaba parte del viaje, ahorrar, vivir el presente y seguir viajando por nuestro país y el resto de Sudamérica.

camino del Inca

Confirmación de un viaje…

En Octubre de 2011, se confirmó el primer indicio que aumentó casi al 100% las probabilidades que el viaje sería posible: obtuvimos la visa de trabajo por un año para Nueva Zelanda. Nos pusimos muy contentos; algunas preguntas de las que nos hicimos encontraban su respuesta, pero nuevas venían a nuestra mente. A partir de ese momento vendrían momentos de muchos cambios: tuvimos que vender nuestras cosas, renunciar a nuestros cómodos trabajos, volver a vivir a la casa de nuestros padres y empezar a responder preguntas de personas que no comprendían nuestra decisión.

Día de la partida…

Fue el 12 de marzo de 2012, el día que menos recuerdo mi presencia física pero que más recuerdo mi movilización interna. Nuestras familias se reunían para almorzar por primera vez en 4 años. Asado, risas, nervios, preguntas. Lauri silenciosa y reservada estaba muy angustiada por dejar a sus animales e irse lejos sin saber por cuánto tiempo.

Esa misma noche, preparamos todo y revisamos los papeles; desafortunadamente perdí mi tarjeta de débito y además no podía parar de transpirar del calor que hacía ese día, o por lo menos dentro de mi. Llegamos a Ezeiza, la banda Italo – Armenia familiera! Saludamos, lloramos, nos sacamos fotos y nos despedimos. Lauri para variar, no dejaba de repetirle a la madre que cuide a sus animales como lo hizo con ella, era lo único que en ese momento le preocupaba.

Sin darme cuenta había empezado a aprender del viaje antes de estar viajando y lo digo más que nada porque no es fácil despedirse de la familia sin saber cuándo volveremos a verlos; no es fácil tomarse  un avión a un lugar del que no sabes absolutamente nada ni siquiera su idioma. Cruzamos la puerta que separa “los que se quedan” de “los que se van” y ahí me encontré con otro sentimiento que un año después sería algo cotidiano y lo conocería con el nombre de “estar fuera de la zona de confort”. Básicamente, la zona de confort es para nosotros, un área en la que nos sentimos cómodos y conocemos todo acerca del tema. Nos sentimos seguros y con capacidad controlar cualquier problema o situación. No hay riesgos y no hay miedos para enfrentar. Muchas veces, no conocemos dónde está el límite geográfico de la zona de confort (más que nada porque es algo psicológico) pero para mí se da en el momento en que cruzo la puerta que me lleva a esa parte del aeropuerto en la que no estoy en un país ni estoy en el otro; todavía no volé fuera de ese país, pero ya estoy “afuera”. En ese lugar estábamos cuando conocimos a muchas personas que, sin saberlo, volverían a cruzarse en algún momento de nuestro viaje nuevamente. Claro no éramos los únicos creativos y valientes que estaban saliendo de esa zona de confort.dia de partida

Primeros pasos…

El 13 de Marzo del 2012, estábamos entrando en el aeropuerto Internacional de Auckland, Nueva Zelanda. Por primera vez, entraba al “primer mundo” y por primera vez empezaba a vivir algo muy fuera de lo común. Recuerdo estar parado en una de las esquinas de la ciudad mirando cómo la gente cruzaba las calles por cualquier lugar, observar la limpieza de sus calles, el orden, las diferencias, las similitudes, la cantidad de gente diferente en una misma ciudad. primeros pasos en Nueva ZelandaEra literalmente “estar viviendo un sueño”. Había dejado la comodidad y el sedentarismo de la oficina, por una vida llena de riesgos e incertidumbres. Pero no tardaron en aparecer las preguntas… ¿y qué comemos? ¿Hay carne? ¿Qué tomamos? ¿10 dólares una hamburguesa!!!??? Bienvenidos a la zona mágica a, la que se encuentra fuera de la zona de confort y donde las “casualidades” y “coincidencias” suceden.
Nueva Zelanda nos albergó durante 12 meses completos; ni un día más ni un día menos. Allí, aprendimos a hablar inglés, a comer noodles y “fish and chips”, a tener más respeto por el medio ambiente y la ecología, a cosechar y empacar kiwis, a arrear y ordeñar vacas, a tratar con gente de diferentes países en un mismo lugar de trabajo, a convivir con personas y culturas que no conocíamos, a manejar del lado derecho y vivir en una camioneta, a trabajar con nuestro cuerpo y no tanto con nuestra cabeza, a soportar la lluvia, la nieve, el dolor, la desesperación, la ignorancia. Mientras que yo viví el trabajo de tambo como un trabajo físico, Laura lo vivió de manera totalmente emocional, ya que vio y sintió de cerca la explotación animal. De pronto se encontró participando de algo que iba contra sus principios, algo que más adelante le trajo sus consecuencias. Fue en ese momento que nos dimos cuenta de lo poco que sabíamos y de lo mucho que nos quedaba por aprender. Este primer año, etiquetado por mi como el capítulo “Trabajo muy duro, como un esclavo, paguenme dinero”, fue el puntapié inicial de nuestro viaje por el mundo. Fue una etapa necesaria para poder conocernos personalmente y como pareja. Nos hicimos fuertes, resistentes, tolerantes, responsables, madrugadores y amantes de la naturaleza (más que antes).

trabajos por el mundo

Algunos de los trabajos que hicimos en estos dos años

Y ya estábamos empezando a hacernos casi familia cuando se terminó nuestro estadía permitida en este país y tuvimos que decidir si quedarnos en esta nueva “zona de confort” que conocíamos o volver a salir. ¿Y sabes que elegimos? Sí, lo sabes. Se repitió nuevamente lo que había ocurrido un año atrás, pero las personas que saludábamos eran otras, el lugar que dejábamos era otro.

Nos sentimos como en casa

Nos sentimos como en casa

Otra vez, estábamos fuera de la zona de confort, mirando la limpieza del piso de esa sala, mirando los sillones que están siempre frente a la pared vidriada que da a la pista de aterrizaje, mirando a esos transeúntes corriendo de una punta a otra del andén, sintiendo ese olor a free shop, escuchando el “tin-tum” anunciando que el vuelo se retrasa o que algún colgado olvidó llegará  tiempo a su partida.

Ciclando por Asia…

El 13 de Marzo del 2013, estábamos llegando a un lugar que no estaba en nuestros planes un año atrás: el aeropuerto internacional de Beijing, China. Esta fue una experiencia bastante intensa, no porque la pasamos mal sino que estábamos menos preparados que la vez anterior y estábamos llegando a algo que no teníamos noción de cómo sería. Ni hao (hola) y Xie Xie (gracias). Viajamos por territorio oriental durante 3 meses completos y hasta nos hicimos un pasaporte nuevo. Conocimos muchos chinos amables y buena gente y pocos de esos que creíamos que íbamos a conocer… Muchos comentarios de otros viajeros que suelen crear prejuicios sobre este país, se desmoronaron rápidamente, y nos dimos cuenta que cada uno hace su experiencia y que nosotros comenzábamos a hacer la nuestra…

De Marzo a Julio del 2013 fue como vivir un año completo: viajamos 1 mes casi invernal por China haciendo couchsurfing (viviendo con gente local) por primera vez y conociendo una nueva cultura totalmente desconocida (salvo por el supermercado de la esquina de casa en Argentina) para nosotros. Vivimos otro mes muy caluroso en las playas paradisíacas de Filipinas y en sus aldeas selváticas, donde los 21 días no fueron suficientes para disfrutar de ese lugar y la hospitalidad de su gente. Por segunda vez en este viaje, conocíamos este tipo de contradicciones donde nos vemos rodeados de un paraíso terrenal y vivimos de cerca otras duras realidades, como la pobre capital del país, Manila, donde los chicos nadaban desnudos en el puerto rogando por botellas de plástico. Volvimos al húmedo, caluroso y próspero Hong Kong, bronceaditos y flaquitos. Vivimos allí 1 mes con una pareja local y una mujer que se convertiría en nuestra amiga y consejera.

 Por un imprevisto debimos volar a la fresca Argentina durante el invierno, pasando de 80% de humedad y 36 grados de calor de Asia a frío invernal de Junio y Julio sudamericano. Después de nuestra visita volvimos a continuar el viaje donde lo habíamos dejado: el sur de China nos esperaba.

Agosto 2013, viajamos desde Kunming, China a Kuala Lumpur, Malasia. Y no pasaron ni 10 días cuando ya extrañábamos a los chinos. Es que es un país tan difícil de comprender pero tan robusto y complejo que 3 meses no alcanzan. Pero era el momento del sudeste asiático: sus playas, sus buceos, su gente alborotada, el calor, los tuk tuk y mercados en nocturnos.

Agosto y Septiembre fueron meses de Malasia, el país que sacudió nuestras mentes en varios sentidos. Estuvimos en la península y en la isla de Borneo. En este lugar particularmente, vivimos un suceso que nos hizo comprender que no íbamos por el camino correcto. Por primera vez nos confiamos, por primera vez no seguimos nuestro instinto que nos decía que no estábamos en el lugar y el momento correcto. Nos robaron. No sufrimos ningún daño físico pero si psicológico. Estar lejos de casa y que sucedan estas cosas te hacen extrañar los abrazos de tus cercanos. Te hacen extrañar las fuerzas que uno recibe desde el exterior y te hace recordar que en este mundo lo bueno y lo malo existen porque se comparten y complementan. No tenemos buenos recuerdos de Borneo, salvo, por la amable y cálida estadía en la casa de unos amigos pakistaníes en Kuching, el parque nacional Bako y uno de los mejores buceos que hicimos hasta ahora en Sipadan. Esperábamos selva, aventura, naturaleza. Pero, en cambio nos encontramos con ciudades, kilómetros de plantaciones de palm oil y selvas destrozadas y muchas especies en peligro de extinción. Este momento del viaje, marcó un antes y un después. Habíamos visto con nuestros ojos algo que cambiaría nuestra perspectiva para todo el viaje y la vida. Casi instantáneamente dimos cuenta que no solo estábamos viajando y recorriendo, sino que algo importante teníamos que aprender y que el camino nos lo estaba pidiendo a gritos.

Nos dimos cuenta varias cosas a las que le empezamos a prestar más atención, por ejemplo: teníamos más cosas materiales que lo que verdaderamente necesitamos y que las cuidamos mas que a nosotros mismos; No estábamos disfrutando el presente, que nuestros roles en el viaje no estaban funcionando bien; que el mundo no era lo que National Geographic nos mostró; que la globalización llegó muy lejos; que desviarnos del camino turístico era más seguro de lo que pensábamos; y entre otras cosas más que existe mucha gente hospitalaria como también otra muy interesada.

El viaje en este momento empezó a hablar… y ya no todo era visitar atracciones turísticas, un viaje interior estaba comenzando y las prioridades cambiando…

cambios

El mes de Octubre fue otro mes difícil pero lleno de desafíos. A pesar de ser una pareja, somos seres individuales y como seres individuales, tenemos gustos, crisis internas personales, momentos y pasiones diferentes. Por esta razón, decidimos probar con algo muy difícil que, hasta ahora, en nuestros 6 años de relación, nunca habíamos intentado: la distancia por un tiempo largo. Nos tomamos poco más de un mes separados para viajar, según nuestros gustos y preferencias. Laura, como fiel amante de los animales y del mar, busco estar en contacto con la naturaleza y la fauna en el sudeste asiático mientras que yo, decidí aventurarme en un país poco explorado por mochileros, Myanmar. ¿El resultado? Un éxito. Aprendimos a viajar separados y a respetar más nuestros espacios, y si bien fue difícil de lograr, el resultado fue el encuentro de dos personas que se conocían mejor espiritualmente.

viajamos solos

Por mi lado, el encuentro con Myanmar, me hizo comprender que estaba preparado para vivir algo así pero en mayor proporción. Por esta razón, mi cabeza empezó a pensar en la India. El país de los elefantes y los tigres, la comida picante, los sarees y turbantes, los líderes pacifistas y las religiones que no comprendemos. Por el lado de Laura, encontró bajo el mar lo que tanto buscamos en Borneo: el contacto con la vida salvaje en su plenitud.

animales del sudeste Asiatico

Reencuentro y momento de estudio…

Nos reencontramos con Lauri en el norte de Tailandia, donde nos esperaba algo que no hacíamos desde que vivíamos en Argentina: estudiar. Sí. Nos asentamos durante 1 mes a estudiar inglés para prepararnos en un nuevo desafío. Hasta ahora, habíamos aprendido el inglés de la calle, sabíamos que la gente nos podía entender pero no sabíamos si realmente estábamos hablándolo bien. Decidimos ponernos a prueba y comprobarlo.

unidos

 Mes de amigos…

Diciembre 2013, visa en mano, cambio en rupias y mochila armada nuevamente cruzamos la pared que separa la zona de confort, de lo conocido. Como nuestra prueba de separarnos no fue suficiente, esta vez decidimos volver a separarnos pero para viajar con amigos de esos por lo que ponemos las manos en cualquier parrilla de costanera sur del Buenos Aires. Esta vez, Lauri en Laos con su mejor amiga y yo en India con un gran amigo viajero. Mientras tanto, los amigos que el camino nos presento también nos seguían  acompañando…

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Otra nueva etapa del viaje y ya no nos sentimos los mismos…

Febrero 2014, llevamos 2 meses y medio viajando por India. Después de haber recorrido una parte con amigos y otra juntos seguimos viajando de Sur a Norte camino a los Himalayas. ¿Y a dónde vamos después? Después es futuro… el camino lo dirá, como siempre. Ahora vivimos India.dos años de viaje

VIDA NÓMADA

Marzo del 2014, después de 2 años de viaje, de muchas experiencias vividas, de muchos kilómetros recorridos y de muchos miedos superados, siento que cada día nuestras estructuras mentales se van descascarando lentamente y dejando a la luz nuestra esencia, eso que éramos antes que nos digan cómo nos llamábamos.rompiendo cascaron

El viajar por tanto tiempo, el vivir tantas culturas, el soportar tantas vivencias no te forma otro nuevo cascarón de prejuicios, al contrario, te va rompiendo cada cáscara y te va dejando cada día más desnudo y con los ojos más abiertos. Hoy nos sentimos personas nómadas. ¿Y qué tiene que ver todo esto con una persona nómada? La persona nómada no se aferra a nada. Siente que no tiene lugar de pertenencia, que todos los lugares son su casa, que su propio hogar es el mismo, que puede adaptarse a pesar de las inclemencias climáticas, sociales o culturales. El nómada vive intentando romper sus propios prejuicios para poder sobrevivir. Es muy difícil tener que convivir con prejuicios cuando uno es nómada, porque con ellos la mente se estanca, se vuelve sedentaria y no nos deja ver con los ojos del interior lo verdadero de cada lugar. Lo verdadero, lo que te permite adaptarte y formar parte de eso, lo que te permite sonreírle a alguien y que se dé cuenta que no estas viajando por viajar, sino que tu viaje se trata de una búsqueda interior.k9

Viajar con la mochila de prejuicios:

Somos lo que hacemos: antes del final de nuestra vida anterior (podemos llamarla así porque eso fue para nosotros), no hubiésemos aprobado esa frase. Hoy, estamos totalmente de acuerdo. Y ¿por qué? Tantas veces nos preguntamos ¿por qué algunas personas un día dicen una cosa y después al tiempo dicen otra? Tuvimos que aprender a superar el prejuicio de que las cosas son de una sola manera. Tuvimos que comprender que todo es transitorio. Hoy somos así, mañana podremos ser de otra manera, sin embargo nuestra esencia no cambia.

Cada vez que viajamos a un nuevo país, tenemos que aprender a desprendernos de algo y no solo hablamos de algo material. Viajar es la manera que se nos presentó a nosotros para salir de la zona de confort. Muchas personas son las que han viajado a muchos lugares, sin embargo, nunca han salido de su zona de confort. Y ¿eso esta bien o esta mal? Eso depende de tus prejuicios. Viajar, es la manera que  nosotros encontramos para poder caminar en la senda a nuestra misión en el mundo.

Salir de la zona de confort implica enfrentar el miedo al cambio, a lo nuevo. Todo cambio afrontado da como fruto un aprendizaje. Aprender significa no obedecer a nuestras estructuras mentales formadas durante muchos años, no obedecer a nuestro ego. Es enfrentarlo y liberarnos de él. Tal como dicen muchos libros, nuestro Ego es una persona conceptual creada de esos conceptos que la sociedad nos dijo que somos. Somos ingenieros, somos buenos, somos malos, somos alguien con carácter o alguien humilde, somos…Es nuestro ego lo que nos separa de nuestro verdadero yo.salir de la zona de confort

Nos sentimos desprotegidos, inseguros y con miedo al ridículo o al fracaso cuando nos enfrentamos a él. Se genera una contradicción interna que es consecuencia de estar expuestos a tantos cambios. Por esta razón, nos sentimos en constante aprendizaje. Hay muchas situaciones con las que no estamos de acuerdo o tenemos prejuicios, sin embargo, nos damos cuenta que necesitamos aceptarlas para desarmar nuestra armadura. Toda esta explicación puede resultar un poco confusa, pero si lo llevamos a un ejemplo viajero, posiblemente sea más fácil de entender:

Cuando salimos de Argentina, armamos nuestra mochila con muchas cosas que creímos serían necesarias para nuestro viaje: remeras, zapatillas, gorra, medicamentos, repelente para mosquitos, etc. Al principio, lo cargamos porque nos daba seguridad, sin embargo, llegamos a Oriente y tuvimos que dejar casi todas nuestras cosas y comprar nuevas. ¿Con que necesidad? Nos movimos a Tailandia, el país de los mosquitos y empezamos a usar nuestro repelente. Nos dimos cuenta que nuestro repelente no alejaba a estos mosquitos. Fue necesario comprar un repelente diferente en el país de origen. Llegamos a China con botas de montaña, y cada vez que teníamos que entrar a algún lugar teníamos que dejarlas en la puerta, por lo que cambiamos nuestras botas por sandalias fáciles de remover. En conclusión, trajimos una mochila llena de cosas (nuestro Ego y las estructuras mentales) de nuestro país y a medida que fuimos viajando y visitando nuevos lugares (aprendiendo) tuvimos que dejar nuestras antiguas cosas (Estructuras mentales) y adaptarnos a un nuevo lugar.desafio

Por ejemplo, estas son algunas cosas que trajimos en nuestra mochila y dejamos en el camino para poder implementar la forma en los países nuevos:

El saludo. Habitualmente, saludamos con la mano o un beso. En Asia, se acostumbra a saludar con la mano derecha e inmediatamente después de dar la mano, se la lleva al pecho simbolizando que el saludo viene del corazón.

El calzado. Muchos hogares de occidente no acostumbran a sacarse los zapatos antes de entrar a un hogar. En Asia, es obligación y una falta de respeto no hacerlo, inclusive, en templos o lugares sagrados en la intemperie. El concepto que lo impuro debe quedar fuera del hogar. También, nuestros pies con el tiempo van desarrollando su propia corteza de piel, que permite ser más resistente en muchas situaciones.

pies

La mirada. En occidente, mirar o no mirar a los ojos al saludar a alguien no influye demasiado. En Asia, es una falta de respeto no hacerlo y se considera descortés.

La comida: en mi caso (porque Laurita es vegetariana) me fui de Argentina siendo carnívoro. Hoy en día no soy 100% vegetariano, pero aprendí en Asia que ser vegetariano no significa comer solo ensalada de tomate y lechuga. Tuvimos que adaptarnos a alimentarnos diferente. A veces con sopas, a veces picantes, a veces con especias que no podíamos pasar. Pero con el tiempo, entendimos que siempre hay un porqué de las cosas.nuevas comidas_Fotor

La religión: Llegamos sin creencias espirituales ni metafísicas. Nos vamos abrazando un abanico de dioses, creencias y ejercicios que nos ayudan a encontrarnos más con nosotros mismos y nuestro alrededor.iluminados

La vestimenta: a veces lo más difícil de dejar. Llegamos con remeras, buzos, pantalones y distintas prendas que no eran adaptables al clima o a la sociedad. Tuvimos que aprender que cuando uno piensa en quedarse en un país por un largo tiempo, tiene que aprender a vestirse como la gente local o bien entender al menos porque utilizan esa ropa. En muchos casos nos parecía ridículo meternos al mar con ropa, pero con el tiempo nos dimos cuenta que mucho sol, la sal del agua, los mosquitos y las medusas, no son lo mejor para la salud.

Básicamente los prejuicios. Si bien es muy difícil dejar los prejuicios que se formaron en nosotros durante mucho tiempo, a medida que vivimos en cada país, aprendemos nuevas formas y costumbres, comprendemos sus razones y rompemos esos prejuicios, a veces ganando otros. Por ejemplo: Escupir o hacer ruido para escupir no siempre es una falta de respeto. Muchas ciudades el smog es tan insoportable, que se hace imposible no escupir.

Nuestra reflexión de los dos años de viaje

Como todos, con el paso del tiempo sufrimos cambios físicos: yo perdí 20 kilos y Lauri ganó 5 kilos; nos adaptamos a los diferentes climas; la piel está más curtida, nos crecieron algunas canas y nuestro cabello esta quemado por el sol.

Marzo 2012 Vs  Noviembre 2013

Marzo 2012 Vs Noviembre 2013

Nuestros estómagos pueden soportar una ensalada de chillies, ajo y cebolla lavados con agua de la India, eso es duro. Pero, también cambiaron nuestras costumbres: sacarnos el calzado antes de entrar a un lugar, comer sin agua, los sabores de las comidas, el estado de nuestra ropa, la mirada, los buenos modales, las negociaciones en todo momento. También muchos aspectos del pensar cambian con cada kilómetro: vivir con poco nos da libertad, limitar nuestras opciones nos hace preocuparnos menos, lo único que existe es el presente, lo único que nos limita son nuestros propios prejuicios y la búsqueda de uno mismo se vuelve una tarea del día a día.

El aprendizaje de viajar por tanto tiempo es invaluable e inconcebible. No existe ninguna carrera universitaria que pueda darte tantos conocimientos a la vez, no existe ningún libro por más largo que sea que pueda ayudarte aprender y sentir lo que uno siente viajando. Podes aprender Hindi,Inglés, Chino y lenguaje de señas en 6 meses. Podes aprender a cocinar, a comer picante a reconocer diferentes especias, a comer sano sin tocar un libro de cocina, a manejar en medio de un caos. Podes aprender geografía, historia, política, religión, psicología y marketing a cada minuto. Solo se trata de viajar estando presente en cada lugar que uno visita. No solo se trata de visitar atracciones turísticas. Se trata de vivir la experiencia de viajar y ser parte de cada ciudad y cultura que visitamos. Por eso, si volvemos al principio de esta nota y tenemos que responder todas esas preguntas que nos hacíamos a nosotros mismos o a otros antes de comenzar a viajar, o en realidad, si tuviésemos que responderlas a alguien, lo que haríamos sería borrarlas y decirles: No hay preguntas, no hay problemas, no hay futuro ni preocupaciones. Solo existe el hoy, solo existe lo que estamos haciendo en este momento, estemos viajando o no, solo existimos ahora. Cada esfuerzo, cada problema, cada complicación u obstáculo que hemos tenido en estos últimos años nos trajo hasta donde estamos ahora: a un estado de felicidad y libertad. Empezamos a entender que la vida es un conjunto de ciclos que nos llevan siempre al camino de la búsqueda de nuestro fin en este mundo.lauri

Si alguien me preguntase, ¿qué fue lo más importante que aprendiste en este viaje? Mi respuesta es corta y precisa: a vivir con lo que tengo, donde estoy, con quien estoy y como estoy.

el camino

Gracias  a quienes nos acompañaron en estos dos años de aventuras, nuestras familias que siempre de acuerdo o no, nos apoyaron, a nuestros amigos de siempre y a los nuevos que el camino nos presentó. Gracias a quienes nos leen y nos regalan esos mensajes que nos llenan de energía y el corazón.  Recuerden que no hace falta dar la vuelta al mundo para encontrar la felicidad, ella nos espera más cerca de lo que esperamos, solo hay que ser valientes y salir a buscarla.
A todos ustedes les regalamos estas sonrisas ¡Buena vida para todos! 

REIR

Los Klando: Alvaro y Lauri

56 Responses to Cumplimos dos años de viaje y aprendizajes : Vidas Nómadas

  1. Elena 17/02/2015 at 8:55 pm #

    Hola a los hermosos, con tantas energías que entregan sin pedir nada, los adoro, leo una y otra vez lo que escriben, Alvarito son un gran escritor, además de viajero y vos Lauri, afortunada, por encontrarte con vos mismas hacer lo que más te gusta y disfrutar lo que la mayoría no se atrevería a hacer…. nunca dejen de pensar en el dia a dia, que esa es nuestra vida…. por algo vinimos a éste mundo Uds. a viajar y conocer la gente de cada lugar, no a viajar como los ricos….. los quiero muchisimoooo….. no pregunto cuando vuelven porque sé que todavia les faltará mucho por recorrer y cuando el destino quiera volveran a ver a sus parientes y amigos de antes y de toda la vida yo soy una…. Besos y todo mi amor y energía para Uds… los quiero muchisimo!!!!

  2. marcia 14/02/2015 at 10:15 pm #

    que belleza de palabras, cuanta inspiracion! miles de gracias y bendiciones!!

  3. Valeria 07/05/2014 at 10:55 pm #

    …solo hay que ser valientes y salir a buscarla….Bellos y Grandes de Alma!! Me Conmovió inmensamente su historia….Gracias por compartirla ! Abrazo desde el corazón!

  4. lean 18/04/2014 at 6:58 pm #

    Saludos chicos! Me conmovió todo el relato (los encontré de casualidad en facebook). La genialidad ante lo sencillo, la evolución, el amor a la vida y al riesgo. Éxitos y gracias por compartir esto.

  5. Liliana 03/04/2014 at 4:25 pm #

    Hola chicos.
    Recién termino de leer esta gran crónica…
    Esto me hace retrotraerme en el tiempo.
    9 de marzo de 2012, mi poca, por no decir nada, experiencia con la tecnología, comencé a utilizar twitter porque tenía pensado hacer un viaje a Tailandia. Lo abrí fines de 2011 para contactarme con viajeros, pero no sabía como se utilizaba. No deje porque era complicado.
    Por falta de tiempo, el trabajo que te absorbe todo el día y los grandes saltos económicos que te da este país, renunció a mi sueño que quedó para un futuro.
    El 9 de marzo de 2012 descubro en twitter a klando y otros viajeros pero ustedes era todo una intriga… Un año en Australia, Asia, África y Sud América para regresar. Mi pensamiento fue: que locos, como se ve que no les importa nada, como pueden vivir así…
    Recuerdo el encuentro que habían organizado para despedirse porque al día siguiente era vuestra partida. Me dije, quiero conocerlos, voy a ir.
    Pero la lluvia y mis amigos que venían a decirme de la organización de un crucero para fines de abril, me impidieron acercarme. Hoy me arrepiento.
    Crucero que llevaron acabo mis amigos porque a partir del día 12 de marzo 2012 no deje de leerlos.
    Cada relato de ustedes, cada pensamiento, hacían que mi mente vuelta a pensar en mi sueño.
    Rechace el crucero y quise continuar organizando mi viaje a Tailandia.
    Nunca deje de seguirles.
    En mayo, buscando precios de aéreos encuentro un aviso donde decía:
    ” busco compañera de viaje para recorrer China, salida el 10 de junio con regreso el 25 de agosto”
    Ja ja ja seguí buscando el aéreo.
    Tarde dos horas para mandar un mail a esta persona. Al otro día tuve la respuesta y me dije, por qué no?
    Tenía 23 días para sacar la visa, conocer a esta persona, organizar todas mis cosas y largarme a lo desconocido por 60 días.
    A los 50 años aprendí como es una mochila, a darme cuenta cuanto ropa al pedo siempre llevamos en una maleta, a entender que la cantidad no quiere decir calidad, y tantas cosas más. Este viaje fue la entrada a muchas más. Es la cuarta vez que voy a China, un país que no termina de asombrarme!!
    Este año comencé el primer día del año arriba del avión, para desembarcar en Tailandia (tantos lugares sin recorrer) Camboya, Vietnam, Laos y China (con ganas de no regresar).
    Cuanto realidad chicos en esta crónica.
    Puedo decir que ustedes, me dieron el empujón para el primer viaje.
    Gracias, gracias por compartir tantas experiencias, mostrar que todo se puede, que sólo hay que cruzar la barrera y la vida continúa con mejores enseñanzas.
    Hace dos semanas que regrese y me doy cuenta que ya no pertenezco a este mundo… Es increíble este sentimiento… Y no sé que hacer.
    Necesito psicólogo??
    Continúen así, contando y relatando cada lugar, para mi estoy viajando virtualmente con ustedes.
    Mucha suerte

    • Marcelo 05/04/2014 at 8:50 am #

      Hola Liliana,
      Perdona que me meta en tu conversación con “los chicos”, como tu los llamas 🙂
      Queria decirte que no pienso que tu necesites psicologo !
      Los que necesitan psicólogo son, quizás, los que no se atreven a realizar el maravilloso estilo de vida que tu has al fin emprendido !
      A seguir disfrutando !
      Un saludo

    • Mireya Tellez 08/07/2014 at 5:18 pm #

      Que padre tu historia! yo tambien quiero iniciar mi sueño pero no se como, tambien me falta un empujoncito Saludos.. y yo tambien busco compañeros de viaje”

  6. Mica 02/04/2014 at 2:03 pm #

    me emociono lo escrito…siempre los leo y no suelo comentar, pero este post amerita. Gracias por compartir sus vivencias, particularmente estoy empezando mi viaje y me debato en el modo de viaje que quiero llevar acabo….quiero adentrarme en cada punto al que llego, pero siento que termino cayendo en el “camino mochilero” y no dejo de sentirlo otro absurdo mas….es raro. Les paso??
    muchisimos exitos!!! y los sigo en cada post.
    No dejen de caminar.
    =)

    • Laura 04/04/2014 at 10:02 am #

      Hola Mica, como estas?
      Si cuando te referis al camino mochilero queres decir que terminas visitando lugares llenos de turistas, hostels donde solo conocer personas de otros paises y demas… Si, te entendemos, nos ha pasado muchas veces, en especial cuando recien empezabamos el viaje. Creemos que el camino mochilero actualmente esta condicionado por una guia: Lonely Planet, que hace que todos vayan al mismo lugar. En nuestro caso solo a veces la usamos por sus mapas, o porque cuenta la historia de algo o para tomar los puntos turisticos de referencia, pero nada mas.
      En todos lo sitios que llegamos siempre encontramos alojamiento mas barato que el q la guia decia, encontrando turistas no solo extranjeros y sino locales, estos ultimos son los que generalmente te pasan el dato de lugares no turisticamentes conocidos. Otra cosa que hacemos es desde los puntos turisticos tomarnos algun bus, a un pueblo cercano y parar ahi. Esto te permite conocer otras cosas mas reales, encotrar precios mas baratos y otro trato de los locales hacia vos.
      Otro consejo tambien es usar Couchsurfing y convivir con gente local. Nose, son peque;as cosas que hacen cambios en un viaje y abre rutas unicas que no estan en ninguna guia.
      Esta bueno perder el miedo a desviarse un poco y usar mas la intuicion a la hora de movernos y relacionarnos mas con gente local. Comer en lugares locales, tratar de seguir la rutina de la gente de cada pais, ayuda a acercarnos a ellos y eso genera cosas nuevas en un viaje.
      Esperamos haberte ayudado! un abrazo grande!!

      • Marcelo 05/04/2014 at 8:40 am #

        Estupendo el comentario Laura, como todo lo que vais escribiendo ! 🙂

  7. laura valiño 27/03/2014 at 9:10 am #

    Muy lindo todo lo que cuentan, creo realmente que es así, sólo andando es como uno se encuentra a sí mismo
    besos desde Buenos Aires,
    Laura

  8. francisco 24/03/2014 at 7:53 pm #

    CHICOSS, MUY BUENOOO!! LOS FELICITO!! El sueño de todooosss!! Y encima muy bien relatado, nos hace sentir que estamos ahi!!
    Queria preguntarles ya que pienso en algun momento poder largarme a hacerlo, como hacen para trabajar o en que lugares trabajaron o como hicieron para seguir el viaje???

    Muchas gracias!! Muchos exitosssss

    • Laura 30/03/2014 at 12:00 pm #

      Hola Francisco!!! como estas?, muchas gracias por tus palabras!!.
      Te pasamos el link de quienes somos, donde actualicemos como nos mantenemos! http://www.klandovadeviaje.com/quien-soy-2/. Básicamente a través del intercambio es como nos mantenemos. Intercambiamos trabajo a cambio de transporte, servicios, hospedaje o comida. Lo que se vaya dando. Estamos muy atentos a las oportunidades del camino y tratamos de jugar un poco con lo que sabeos para ofrecer servicios. Por ejemplo en fotografía, diseño web, postales, limpieza. Estamos abiertos a lo que se vaya dando.
      Te mandamos un abrazo grande y te mandamos mucha energía para que te largues pronto a la aventura!!
      Lau y Alvaro

  9. fabian fernandez 19/03/2014 at 8:13 am #

    Muy lindos sus relatos chicos…los felicitos..!!!

    • Laura 19/03/2014 at 11:05 am #

      Muchas gracias Fabiana, un abrazo grande!.

  10. ulises 18/03/2014 at 7:10 pm #

    wuuuo que historia tan hermosa y estremecedora la.
    me perdi entre las palabras y por un tipo transporte con tanta emoción a lugares inimaginables dios y el universo los vendiga.
    esta es una historia que seguire de cerca esperando las próximas publicaciones, lo que le i y lo que están haciendo es de admiración absoluta por que difícilmente alguien se atreve a hacer lo que estedes le mando un saludo y buena vida para ustedes

    • Laura 19/03/2014 at 11:07 am #

      Hola Ulises! muchas gracias por escribirnos y acompañarnos a lo largo de este camino. Es un placer poder compartir nuestra historia. Un abrazo grande y estamos en contacto.
      Lau y Alvaro

  11. Gabriel 13/03/2014 at 6:57 pm #

    Guau Guaauu Cuanto me lleno el alma leerlos no solo por las anécdotas de viaje, sino por el sentido espiritual , muchas buenas vibras, y energía hacen llegar! Gracias por compartir sus vivencias y darnos fuerzas a seguir el sueño de viajar y ser felices !! Abrazo ;-))

  12. Belén 13/03/2014 at 12:30 pm #

    Leyendo distintos blog de viajes llegué al de ustedes, esta es la primera vez que los leo y realmente se me pararon los pelos al leer sus experiencias, la manera en que han vivido estos dos años, y no me refiero a la forma fisica de vivir sino a la manera espiritual!
    Son una gran inspiración…espero pronto poder emprender el viaje que tanto anhelo..y tal como ustedes cuentan es sólo cosa de atreverse y salir en búsqueda de la felicidad, que muchas veces se encuentra a la vuelta de la esquina y no nos damos cuenta…
    Un abrazo grande y que el viaje continue!

    Saludos desde Chile!

  13. Damián 13/03/2014 at 2:26 am #

    Mis felicitaciones y mis respetos, chicos.
    Nada mejor que viajar siendo consciente de cada paso que se da, y sin pensar en un lugar al cual llegar.
    Un abrazo.

  14. Elena María 11/03/2014 at 9:54 pm #

    Mis queridos y dulces amigos, primero de Fabricio y luego pasaron a ser mios, es maravilloso leerlos y vivir a travez de Uds. las experiencias fantánsticas que viven. Se me caen las lágrimas al leerlos y pensar donde están y como lo pasaran, pero también siento que hacen lo que a mi me hubiese gustado hacer,,,, los felicito, los quiero y cuidensé mucho, mil besos a los dos!!!

    • Klando Va de Viaje 16/03/2014 at 3:02 pm #

      Gracias Elena, sos un sol, tus palabras nos llenan de amor y energía. Gracias por tu apoyo y compañía, te mandamos un abrazo muy muy grande!

  15. Juan Manuel 11/03/2014 at 3:36 pm #

    FELICITACIONES chicos!!!
    Hermosa crónica, hermosos dos años!!!
    Les ando un abrazo enorme y les deseo los mejores rumbos por delante!!! 🙂

  16. Jota y Dani 11/03/2014 at 1:48 pm #

    Wowww!!!! Por fin pude leer este post!! Nos sentimos súper afortunados de haberlos cruzado en el camino. Desde el primer día sentimos que los conocíamos de toda la vida. Coincidimos plenamente en todo lo que escriben en este post, y también brindamos por muchos más años llenos de viajes y aventuras, y porque el camino nos cruce nuevamente 🙂

    Abrazo giganteeee y muy feliz cumpleviajes!!!!!!!!!

    • Klando Va de Viaje 16/03/2014 at 3:05 pm #

      Muchas gracias chicos por la compañía que siempre nos dan, el apoyo, la ayuda y las energías para seguir caminando. Les mandamos un abrazo super grande a ambos. Y claro que vamos a encontrarnos de nuevo por ahí! no van a poder liberarse tan fácilmente de nosotros!!
      un beso enormee!!!
      Lau y Alvaro

  17. Geraldine 10/03/2014 at 11:58 pm #

    Fue un placer ser parte de esta historia!!!

    • Laura 16/03/2014 at 3:06 pm #

      Te queremos gringaaaaaaaaaaaa!! un beso enorme!

  18. Kit 10/03/2014 at 10:07 pm #

    It is good that your happy journey never end~

  19. Brusmax 10/03/2014 at 3:10 pm #

    Excelente post, me inspira ahora que estoy por dejar mi zona de confort en México para empezar mi aventura por Nueva Zelanda con la Working Holiday.

    Felicidades 😀

    • ANA 10/03/2014 at 8:43 pm #

      QUE BUENO , LO QUE ESTÁN VIVIENDO, Y COMO LO CUENTAN ES SENSACIONAL. LO DE LA ZONA DE CONFORT ESTA BIEN EXPRESADO, UDS. LO LOGRARON, PERO ES MUY DIFÍCIL… JAJAJA.
      DESDE ARGENTINA LOS SEGUIMOS, EN MI CASO PODRÍA DECIR Q VIAJO CON UDS ESPIRITUALMENTE, ACASO NO ME SIENTEN??? JAJAJA
      SUERTE Y ADELANTE CHICOS EL MUNDO ES VUESTRO!!!!!!!!!!!!
      LAURI, ACORDATE DE EL ALQUIMISTA, CUANTA VERDAD, NO???
      BESITOS.

    • Laura 16/03/2014 at 3:07 pm #

      Muchas gracias!! mucha energía para este nuevo camino que vas a comenzar. Un abrazo grande!
      Lau y Alvaro

  20. Gabo 10/03/2014 at 2:13 pm #

    Me encantó, los leo siempre y la verdad quiero hacer algo similar desde hace tiempo, además, lo de nomade me viene como anillo al dedo. Primero terminar de recorrer Chile. Gracias por compartir sus experiencias. PD: como tienes una foto de noviembre del 2014 =)

  21. PATO 10/03/2014 at 1:12 pm #

    HOLA CHICOS!!ME HICIERON PONER LA PIEL DE GALLINA!! MARAVILLOSO RELATO DE VIVENCIAS Y LUGARES!! GRACIAS POR COMPARTIRLO Y …VAYAN POR MASSSS!!! BESO GRANDE DESDE ARGENTINA

    • Klando Va de Viaje 16/03/2014 at 3:09 pm #

      Hola Pato, gracias por tus palabras y tu apoyo, nos motivan a seguir compartiendo, un beso grande!. Lau y Alvaro

  22. Guada - Hasta Pronto Catalina 10/03/2014 at 12:44 pm #

    Me encantó chicos!!!! Por mucho muchos años de viaje más y por seguir aprendiendo del camino!!!! Y a ver si soy afortunada y en la próxima me los cruzo por ahí.

    • Cartel de Ruta 10/03/2014 at 2:08 pm #

      Cruzarse con GUADA en un viaje es una experiencia de FIERRO

      • Guada - Hasta Pronto Catalina 12/03/2014 at 12:02 am #

        jajaja acá encontre tu comentario, me mata tu firma!!! Cuidado que la poli camboyana te anda buscando para cobrarte todo lo que me ahorre de la moto. 😉

    • Klando Va de Viaje 16/03/2014 at 3:11 pm #

      Hola Guada!!! muchas gracias, seguro vamos a encontrarnos por ahí!. Gracias por escribirnos, esperamos que te mejores muy pronto! Un abrazo muy grande!
      Lau y Alvaro

  23. Ross 10/03/2014 at 11:06 am #

    Chicos los felicito x ese espiritu aventureroY x todo lo que se han propuesto a hacer. Los felicito x las desiciones tomadas y espero un dia encontrarnos x el camino. “Las piedras rrodando se encuentran”

    • Klando Va de Viaje 16/03/2014 at 3:14 pm #

      Hola Ross! muchas gracias, seguramente el camino nos cruce en algún momento sera un placer, es verdad las piedras rodando se encuentran :). Muchas gracias por acompañarnos. Un abrazo grande! Lau y Alvaro

  24. Adrián 10/03/2014 at 9:03 am #

    Un gusto leerlos…. Muy bueno el post y muchas felicidades por estos dos años. Vamos por muchos mas y sobre todo por nuevas experiencias. saludos!

    • Laura 16/03/2014 at 3:15 pm #

      Muchas gracias Adrian!!!! Un abrazo grande!! 🙂
      Lau y Alvaro

  25. Maru - Bitácora Viajera 10/03/2014 at 8:29 am #

    Que decirles? Me encantó y me hicieron emocionar.

    Los felicito por todo lo que aprendieron, por todo el camino recorrido y sobre todo porque sé que van a seguir logrando todo lo que se proponen.

    Los queremos, chicos y muy pronto esperamos encontrarlos en nuestro camino 🙂

    • Laura 16/03/2014 at 3:16 pm #

      Muchas gracias chicos!!!! gracias por acompañarnos a lo largo del camino.
      Un beso enorme a ambos.
      Lau y Alvaro

  26. Lucas y Ludmila 10/03/2014 at 6:54 am #

    Que lindo leerlos! Los últimos párrafos son un reflejo de ustedes y del brillo de sus almas.
    Brindamos por nuevos y más viajes siempre con una sonrisa!
    Festejamos haberlos conocido y compartido parte de este recorrido.

    L&L

    • Laura 16/03/2014 at 3:18 pm #

      Muchas gracias chicos!!! fue un placer conocerlos y compartir tantas charlas y momentos con ustedes!! Tampoco crean que se van a librar facil de nosotros eeh! estamos en camino! 😛
      Un beso enorme !!!

      LAu y Alvaro

  27. Ale 10/03/2014 at 12:17 am #

    Que manera de vivir dos años che…
    Que vivos se los lee.
    Gracias por compatir!
    Un abrazo!

    • Laura 16/03/2014 at 3:24 pm #

      Muchas gracias Ale por acompañarnos siempre. Te mandamos un abrazo muy grande.
      Lau y Alvaro

  28. Carola Fernandez Moores 09/03/2014 at 8:01 pm #

    Preciosa crónica chicos! Me emocioné en cada párrafo! A ver si nos cruzamos por algún lugar! Saludos!

    • Klando Va de Viaje 16/03/2014 at 3:23 pm #

      Muchas gracias Carola!! Seguramente el camino nos cruce por algun lugar del mundo :). Un abrazo grande y mucha energia para este nuevo viaje que emprenden, nos seguimos de cerca.
      Lau y Alvaro

  29. Marcelo 09/03/2014 at 8:01 pm #

    Siempre tan agradable el leer vuestras vivencias !
    Gracias por compartirlas !
    … 🙂

    • Laura 16/03/2014 at 3:25 pm #

      Muchas gracias Marcelo! 🙂
      Te mandamos un abrazo muy grande
      Lau y Alvaro

Deja un comentario